Que hacer y que ver en Turquía

Plaza Taksim

Ubicada en pleno centro de la cuidad de Estambul (Turquía) se encuentra esta majestuosa plaza, lleva su nombre Taksim (distribución) gracias a la repartición del agua que se centralizaba en esta zona en épocas antiguas. Hoy en día los visitantes y lugareños de estas tierras se siguen reuniendo en este lugar y no precisamente para recoger agua sino para hacer vida comercial.

Actualmente este lugar es considerado como la zona más moderna y productiva de todo Estambul, a su alrededor hay una fuerte actividad turística y comercial. Los locales como restaurantes, hoteles y tiendas que están en las adyacencias de la plaza son los lugares favoritos para el descanso y disfrute de los visitantes de esta preciosa ciudad.

Las celebraciones de eventos públicos y sociales e inclusive de índole política también hacen morada en este lugar, no hay otro lugar más perfecto que este para hacer el punto de partida de todas las celebraciones y manifestaciones de los habitantes de Estambul.

En el centro de la plaza hay un monumento histórico muy importante, el conocido Monumento a la República obra creada por el artista Pietro Canonica, esta escultura hace alusión a la independencia turca y es una imagen imponente digna de admiración.

Isla Büyükada

Un paraíso de la naturaleza, es una de las islas ubicadas muy cerca de Estambul (Turquía), en tamaño es la más grande de las nueve islas que forman las famosas islas príncipe del Mar de Marmara. Para llegar a este hermoso lugar lo único que se debe hacer es tomar el ferry desde Estambul y bajarse en la última parada.

Cuando se llega a la isla parece que diste un viaje en el tiempo, sus calles son tan hermosas como antiguas. En la población se tiene prohibido el uso de los autos, motos o cualquier tipo de trasporte que use gas o gasolina, así que los únicos medios de trasporte y traslado que veras son bicicletas, carrosas e inclusive mulas y caballos.

Las casas y calles coloniales a pesar de los años están muy bien conservadas, puedes recorrer el lugar en tan solo un día a pie o puedes montar una de las carrozas a caballo que ofrecen paseos apenas desembarques del ferry, para que puedas disfrutar de la naturaleza y paisajes majestuosos del Mar de Marmara.

Conocido como un refugio del mundo actual en la isla también se pueden conocer monasterios como Ayia Yorgi y el Ayios Nikolaos ubicados en altas colinas. Para llegar a ellos se debe subir en burro o a pie para tener mayor contacto con la naturaleza.

Torre de la Doncella

Maiden’s Tower, Istanbul

Construcción ubicada en el pequeño islote de Bósforo en la costa de Estambul (Turquía), esta torre es uno de los lugares más icónicos del país fue construida hace muchos años, cuenta la leyenda que este torre fue el hogar de una hermosa doncella que debió ser resguardada de una terrible maldición. Como salido de un cuento de hadas este hermoso castillo en la actualidad es un monumento conocido como la torre de la doncella.

A los largo de los años esta torre ha tenido muchos usos desde castillo de la realeza hasta faro o puerto marítimo. Las reconstrucciones de esta estructura también han sido diversas pero a pesar de los años la arquitectura natural de la construcción no se ha perdido.

Hoy en día este monumento está abierto al público para el disfrute y el descanso, en la planta baja hay un restaurante donde se pueden comer platillos exquisitos de la cultura turca, además de que los pescados y mariscos son frescos, de la pesca del día. Por otro lado, en la planta alta, justo en la cima de la torre hay una cafetería para tomar una relajante taza de té o de café con una vista espectacular.

Mezquita Azul

Inaugurada en el año 1616, esta mezquita es una de las más importantes e imponentes de Estambul, ubicada justo en frente de la iglesia Santa Sofía. Tanto su exterior como su interior son perfectos y magnificos. En cuanto al exterior la mezquita está rodeada de un sublime y espacioso jardín y en el interior se pueden apreciar unas salas muy amplias y hermosamente decoradas.

Su nombre, Mezquita Azul, se debe a los hermosos azulejos que decoran el lugar, en especial la parte superior y la cúpula de la misma. Además de ello la decoración, las vidrieras y las lámparas en forma de araña que cuelgan de los techos hacen una atmosfera muy especial, serena y elegante.

Hay que recordar que la mezquita azul al igual que todas las otras en Estambul son un lugar religioso y a pesar de ser abiertas al público como atractivo turista, los visitantes deben saber cumplir las normas de esta cultura. El principal consejo es ir vestido de forma formal o semiformal evitando escotes y ropa muy ajustada.

Casa de la Virgen María

Varios textos ortodoxos ubican la casa de María la madre de Cristo en Éfeso (Turquía), estas investigaciones afirman que Juan el discípulo llevo a la Virgen María a este lugar luego de la crucifixión de Jesús para que se refugiara de la persecución a los cristianos.

Una de las pistas relevantes para detectar la ubicación de esta propiedad fue la visión de la monja Ana Catalina Emmerick que sin nunca haber visto el lugar lo describió en detalle, posteriormente esta visón fue publicada por el escritor Clemens Brentano.

Años después los curas Joulin y Jung hicieron el increíble hallazgo, aseguraron encontrar la misma casa de la visión de la superiora, fue hasta 1896 cuando el papa León XIII decretó el lugar como patrimonio y monumento de la iglesia católica.

Actualmente la estructura se puede dividir en dos seccione una que, según estudios arqueológicos data del siglo I D.C y otra que claramente ha siglo reconstruida. En cuanto al uso el lugar ha sido convertido en una pequeña iglesia que sirve como lugar de peregrinaje.

Además de ello cada 15 de agosto se celebra la fiesta de la Asunción de la virgen María, conmoración de Fe que se hace debido a la creencia de que el cuerpo y el alma de María ascendió al cielo luego de morir para ir junto a su hijo Jesús.